Blogia
L a P e d r @ d a

LOS PARALMENTARIOS CUBANOS HABLAN SOBRE LA CULTURA.

LOS PARALMENTARIOS CUBANOS HABLAN SOBRE LA CULTURA. PEDRO DE LA HOZ
Granma.

1 No es usual que en estos tiempos los parlamentarios de la mayoría de los países aborden con toda seriedad el tema de la cultura. Muchos están ocupados en asuntos bélicos, pendencias intestinas, afanes electoreros y diatribas babilónicas para asegurar la inequidad en el reparto de la riqueza.

Los que se han acogido, o han recibido como obligatoria imposición, al modelo neoliberal, solo tienen una fórmula para asumir el problema: de la cultura no se habla como no sea para reducir presupuestos o cancelar subvenciones.

El Parlamento cubano, sin embargo, dedicó mucho más de una jornada a entrarle a fondo a la relación entre cultura y calidad de vida de la población. Dicho sea esto porque lo que sucedió el sábado durante la primera sesión de la sexta legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular no fue más que resultado de un proceso de análisis y discusión que comenzó mucho antes mediante contactos, intercambios y consultas a lo largo y ancho del país, el cual involucró a parlamentarios, dirigentes de las instituciones culturales, organismos estatales y organizaciones de masas, intelectuales, artistas y promotores, y que continuará prolongándose con esos mismos actores y otros en todos los ámbitos de la sociedad en los tiempos por venir.

Es así porque la cultura está en el centro mismo del modelo de desarrollo social que nos hemos propuesto.

Todo pasó —y seguirá pasando— por concebir la cultura artística y literaria como parte de una integralidad cultural irreductible. Habría que escuchar a Fidel hablando de la imprescindible articulación entre diversos saberes y sensibilidades. El médico que domina el inglés y se sobresalta ante un poema de Guillén o de Lope. El campesino que evoca al Cucalambé, discierne la autenticidad de una tonada y conoce la entraña de la economía. El soldado que hace suya la doctrina militar de la defensa de la Patria y se conmueve ante la levedad de una pareja de danza clásica. El obrero que suda cada pieza en el torno y por la noche devora el Ulises de Joyce o encuentra sentido a los caballos fogosos de Carlos Enríquez detenidos en la serigrafía que adorna la pared de su pequeña sala de recibo.

Un mundo diferente se está abriendo a los ojos de millones. Un mundo impensable —y él es primero en reconocerlo— para la generación del propio Fidel, quien poniéndose en el espejo de lo que una inmensa mayoría de sus coetáneos entendía del arte y la literatura, denunció a viva voz aquellas carencias educativas y culturales. Un mundo en el que conocimiento y cultura, información y ciencia, vocación política y voluntad poética, formen un núcleo indisoluble.

Una gran ventaja se tiene cuando se entiende la cultura en sus diversos alcances. Los diputados que a su vez son presidentes de Consejos Populares o delegados de circunscripción comentaron acerca de la dimensión de la cultura comunitaria. Del día a día en la aspiración de que el tiempo libre sea tiempo útil.

Orgánicamente vinculado a este nivel se situó la proyección de la cultura como esencia e imagen de la nación y de los principios que defendemos. Todos los diputados —unos de manera expresa, otros con el consentimiento— manifestaron el orgullo de compartir un espacio social con artistas y escritores que han dispuesto sus armas a la defensa de la identidad.

2 Una defensa que se asume desde múltiples aristas. Desde el escritor o artista que convocó razones y adhesiones para que el Frente Mundial Antifascista, propuesto por el Consejo Nacional de la UNEAC, vaya tomando cuerpo en acciones concretas, hasta el promotor que en los lugares más remotos estimula las tradiciones y los nuevos desarrollos expresivos del arte.

Esta sesión de la Asamblea tuvo lenguaje de futuro. En ella se percibió la posibilidad real de soñar con la belleza al alcance de seres humanos de carne y hueso, pero no comunes ni corrientes, sino tocados por la poética de la más elevada espiritualidad. (Más información)

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres